Hoy es un día triste.

Hola a tod@s,

La entrada de hoy es triste, no voy a hablar ni de rebajas, ni de regalitos de Reyes, lo dejaré para más adelante.

Ayer recibí una noticia muy muy triste, Coco, una de las LovelyPets que por este blog han pasado, ha fallecido. Sus riñones dejaron de funcionar y no se pudo hacer nada. Su dueña está hecha polvo, (lógico y normal), y yo estoy bastante disgustada, porque a parte de que conozco a Coco desde el día en que llegó a casa de mi amiga, tuve la grandísima suerte de tenerla en mi casa durante un tiempo. Nos queda el consuelo de que estaba en su casa, con su familia. Estoy segura de que tod@s los que tenéis mascota sabéis lo duro que es esto, y más cuando es de repente. Por eso, hoy voy a hacer un post, dedicado en exclusiva a Coco. A parte de las fotos, voy a incluir un cuento que escribí el año pasado, y que se titula El Cuento de Coco, y que como ya imaginaréis, está dedicado a esta preciosa gatita, que siempre, siempre, estará en nuestros corazones.
Gracias a tod@s.

EL CUENTO DE COCO
–    Mamá… ¿Por qué Coco duerme siempre junto a mi cama?

–    Porque es tu gato guardián.

–    ¿No se supone que debería tener un ángel guardián? ¿Por qué tengo un gato en vez de un ángel?

Ana mira el reloj de la mesita mientras sonríe; hace por lo menos media hora que Nacho debería estar dormido, pero la ronda de preguntas se hace interminable.
A esa edad los niños aún no han descubierto que los adultos no tenemos respuesta para todo…
– Pues porque cuando naciste, Coco se ofreció voluntaria para ser tu ángel de la guarda, y así, habría otro ángel libre para cuidar de otro niño.
Nacho sopesa la respuesta. Primero mira a Coco, su gata descansa en una cesta situada entre la cama y la ventana, con las orejas cual antenas; luego mira a su madre. Parece que la explicación le sirve. Mientras Nacho se arrebuja en la cama, Ana acaricia a Coco.
–    Mamá…
–    No estoy.
–    Sí estás, te estoy viendo.
–    Dime… – Acepta resignada ante semejante verdad.
–    Que estoy pensado…
–    Miedo me das cuando piensas… – Dice ella entre risas.
–    ¡Mamá! ¡No me interrumpas cuando pienso! – Replica el niño – Que estoy pensando que me gusta mucho tener a Coco como gato guardián.
–    Me alegro, ahora tienes que dormir, porque Coco ya se ha dormido.
–    ¡Pues menudo guardián! ¡Debería estar despierta!
Ana no puede contener la risa. Se acerca corriendo a darle un beso al niño, y se va, dejando la puerta entreabierta para que la gata pueda salir y entrar de la habitación sin problema.
– Coco… – Susurra Nacho.
La gata no responde, pero sus orejas se mueven atentas a las palabras del niño, el cual no parece darse cuenta de este detalle y vuelve a llamarla.
– Coco – Dice un poco más alto.
Esta vez la gata, opta por levantar levemente la cabeza. Coco ha perdido un ojo a causa de una enfermedad, y el que le queda no está en muy buenas condiciones, aún así, parece mirar al niño.
Nacho percibe el movimiento y le habla a la gata.
– Me alegra mucho que seas mi gato guardián, así que como tú cuidas de mi, yo voy a cuidar de ti.
La gata se da por enterada, y vuelve a su postura original.
Nacho se vuelve a tumbar en la cama satisfecho de la promesa que acaba de hacer. Porque sabe que la va a cumplir.
Esa noche sueña con Coco; sueña que corre por un campo verde lleno de manzanos, y Coco lo sigue feliz, saltando de rama en rama, más como una ardilla que como un gato.
Coco también sueña, sus patitas se mueven rápido y a media noche da un pequeño salto, sin llegar a despertar.
Antes del amanecer, Coco se despierta y va a la cocina, bebe un poco de agua de su cuenco mientras se estira y despereza, y se va al salón; allí se sitúa en el cabecero del butacón, y ve como comienza a salir el sol. Le encanta ver amanecer.
Cuando el resto de la familia despierta, la gata sigue en el cabecero, calentita gracias a los rayos solares que inciden sobre su gris pelaje.
–    Mamá…
–    ¿Qué?.
–    ¿Por qué Coco siempre se levanta para ver amanecer? Si ella casi no ve…
–    Es cierto, ella no ve apenas, pero nota el sol en su piel y para ella es suficiente.
El niño mira incrédulo a su madre.
–    ¿No necesita juguetes para ser feliz?
–    No.
–    ¿Ni tele?
–    Ni tele – Niega con la cabeza.
–    ¿Ni consola?
–    Ni consola. Solamente necesita sentir el sol sobre su pelo, y saber que está viva.
De nuevo, Nacho sopesa lo que su madre acaba de decirle y mientras mira con admiración a Coco exclama:
–    ¡Pero, que listos son los gatos!.

Anuncios
Comments
18 Responses to “Hoy es un día triste.”
  1. angeles ai loviu dice:

    Siempre conseguís emocionarme, tanto tus ilustraciones y tus comentarios como los post de los que te siguen. Nosotros perdimos a nuestro precioso Leo hace poco más de un año. También fue una insuficiencia renal la que se lo llevó. Tenía 13 añitos, pero lo hubiéramos querido tener para siempre con nosotros. Era lo que llamamos un gatiperri, porque era gato pero era mimoso, sociable y nos seguía por casa como un perrín, incluso cuando llamaban al timbre era el primero en llegar a la puerta y dar la bienvenida, como un perrín, vamos. Creo que un día de estos te encargaré una ilustración, pero será un encargo especialísimo porque será del gato más cariñoso, bueno y adorable que he conocido. Os acompaño en la pena por la pérdida de Coco, espero que esté en algun sitio jugando con mi Leo 🙂 También quería decirte que cada día me tienes más enganchada a este blog y más admirada de tu creatividad, eres una artistaza!!!, un beso

    • ratonvolador dice:

      Hola Ángeles, muchísimas gracias por compartir tu experiencia con nosotr@s, al parecer el tema de la insuficiencia renal es algo muy habitual, en algún momento me informaré del tema y escribiré un post sobre ello. Me encantan los “gatiperri” (jajaja, que gracia) son tan dulces y mimosos! es un auténtico dolor cuando nos dejan, se llevan una parte de nosotros. 
      Me alegro muchísimo de que te guste el blog! Es un gran honor, de verdad!

  2. lidia_li dice:

    q bonito cuento!! y preciosas las ilustraciones como siempre… seguro q coco seguirá cuidando de su familia como su angel de la guarda, aisss q duro cuando se van los peludines, si son uno mas de la familia!! mucho animo…

    • ratonvolador dice:

      Muchísimas gracias Lidia! Me alegra que te haya gustado el cuento! Sí, es cierto, Coco siempre será el ángel de la guarda de Nachín, y siempre, siempre, estará en nuestros corazones. Es difícil cuando se van, se pasa muy mal… gracias por los ánimos, hay que ir poco a poco!! Un abrazo!

  3. laura dice:

    Me da una pena terrible, esa preciosidad tan buena… la vamos ha echar de menos, snif snif. Me quedo sin palabras.

  4. Monica Teran Arroyo dice:

    bueno estoy a moco tendido jana te doy un besin para ti y para ese peke tan maravilloso y sus papis un fortisimo abrazo pero coco no me cabe ninguna duda que seguira siendo su angel de la guarda viendo todos los amaneceres de su pekeño hermano y cruzado el arcoiris sentira ese calor del amanecer que tanto tanto le gustaba un besin coco y estes donde estes seguro que seras feliz muacksssss

  5. Beatriz dice:

    ¡Madre mía! Tengo los ojos arrasados… te ha quedado precioso el post.
    No tengo palabras. Qué pena…

  6. lorgarpe dice:

    Mucho animo guapa!!!!! Siempre os quedara la cosita d q x lo menos paso sus ultimos años cuidada y querida,sobre todo,querida. Tus ilustraciones d Coco las mejores d las q t he visto

    • ratonvolador dice:

      No, no, si ella siempre ha estado en su casita, salvo por ese lapsus de tiempo que pasó en mi casa, (y la cuidé a cuerpo de rey!), la pena es que cuando por fin pudo volver con sus amitos, no estuvo mucho tiempo, pero al menos estuvo con ellos.

  7. Bruja Avería dice:

    Jolin, vaya penita. Se lo que es perder a un peludillo y miembro de la familia, así que mucho ánimo para su dueña. Ahora cuesta, porque el dolor es muy reciente, pero debe pensar que está en un buen sitio, y poco a poco el dolor y la pena irán dejando lugar a bonitos recuerdos que le ha dado Coco. Ahora tiene otro ángel mas en el cielo. Mucho ánimo.
    P.D.: Como te dije en su momento, las ilustraciones son una gozada. Coco, elegancia pura.

  8. Luthii dice:

    Ohh!!! :(((

    Lo siento muuuchoo!! muchos ánimos para ti y para tu amiga!!

  9. Lore dice:

    Jooooo!!!! Lo siento muchisimo!!!:( espero q pronto os llegue un poquito se animo y q sepais q este donde este, estara feliz d lo buen q lo paso en vuestra compañia!!! Ahora queda dusfrutar de los recuerdos, q seguro q seran muchos y buenos!!! Un besote!!! Por cierto, la ilustracion es wapisima!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: